You are here
‘PEGA’ CAMBIO DE HORARIO A JUARENSES

‘PEGA’ CAMBIO DE HORARIO A JUARENSES

Entre retardos y desvaríos por la falta de noción del tiempo, los juarenses iniciaron ayer su semana laboral con el Horario de Verano que estará en vigor hasta el 4 de noviembre.

El pasado sábado, los juarenses tuvieron que adelantar su reloj antes de ir a dormir, sin embargo, ayer cuando el grueso de la población se vio obligada a levantarse temprano, el cambio fue más evidente para la mayoría.

“No sabía qué hora era, le hablé a mi compañero y tampoco sabía. Terminamos viéndonos antes de tiempo y ajustando nuestros relojes”, relató Dora, quien trabaja en una estación radiofónica local.

Dijo que desde el domingo perdió la noción del tiempo, y no sabía si el teléfono celular se había adecuado al horario de manera automática, tal y como lo había hecho en otras ocasiones.

Aunque oficialmente la Subsecretaría de Educación y Deporte en la Zona Norte informó que no se habían registrado ausentismos, los estudiantes del turno matutino pudieron presenciar el cambio fácilmente, sobre todo en nivel medio superior y superior, ya que al llegar a sus escuelas para ingresar a sus clases aún no había amanecido por completo.

Claudia Moreno, estudiante del Instituto de Ciencias Sociales y Administrativas de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (ICSA-UACJ) dijo que ella, pese a tomar todas las precauciones, llegó tarde.

“Según yo me levanté bien y me fui a mi clase de 7 de la mañana, se me hizo muy denso el tráfico vial pero aun así creía que iba en tiempo. Hasta que llegué y nada, ya estaban en media clase. Afortunadamente el profesor entendió y me dejó entrar”, relató.

Su error, dijo, fue confiar también en que su teléfono celular se había cambiado de hora automáticamente, y de hecho, lo había corroborado en Internet, pero al parecer falló.

Aunque el Horario de Verano es impuesto por la Secretaría de Energía con la idea de aprovechar al máximo la luz solar, lo cierto es que tiene afectaciones en las personas.

Autoridades de salud estiman que los ciudadanos durarán un par de semanas en acostumbrarse al cambio y recuperar su ciclo normal de sueño.

Related posts